La campaña antártica explora la influencia del plancton marino en la formación de nubes

El Instituto de Ciencias del Mar del CSIC lidera un novedoso proyecto, que estudia el impacto de la vida marina en la formación de nubes desde una perspectiva interdisciplinaria.

 El Hespérides, en una campaña anterior. Imagen: CSIC

  • El Hespérides transportará instrumental de última generación en un espacio reformado expresamente para este proyecto.
  • Los resultados pueden tener implicación para los modelos de clima y calentamiento global.

En la campaña antártica que zarpa hoy, el buque oceanográfico BIO Hespérides llevará a la treintena de investigadores de PEGASO, un novedoso proyecto liderado por el Instituto de Ciencias del Mar del CSIC y financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y el Programa Marie Curie de la Unión Europea. Cuenta con la participación de la Universidad Nacional de Irlanda (Galway), la Universidad de Birminghan (Reino Unido), el Plymouth Marine Laboratory (Reino Unido), el Institute of Instrumental Analytical Chemistry (Italia), la Universidad de Mainz (Alemania), el Instituto de Investigación en Biodiversidad y Medio Ambiente (Argentina), el Instituto Metereológico Finlandés (Finlandia), y la empresa de investigación tecnológica Aerodyne Research (EEUU).

PEGASO tiene por objetivo estudiar cómo las emisiones de gases y partículas por el plancton marino regulan la formación y características de las nubes sobre el océano. “Para que una nube se forme, no basta con que el aire esté saturado en vapor de agua, son necesarias partículas microscópicas para que el vapor condense sobre ellas en forma de gotas”, explica Rafel Simó, oceanógrafo del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC (ICM-CSIC) y coordinador del proyecto. “La presencia de partículas en el aire es un requisito fundamental para que una nube se forme”.

Estudiar las nubes es importante porque reflejan la energía que nos llega del sol en forma de luz y constituyen el principal mecanismo refrigerante del planeta. Manuel Dall’Osto, científico responsable de las mediciones atmosféricas a bordo del BIO Hespérides, explica: “Sin nubes tendríamos una Tierra mucho más cálida; sin embargo, no entendemos suficientemente bien cómo se forman y se destruyen, y eso nos está limitando mucho en las proyecciones de clima y de cambio climático. El secreto está en entender el nacimiento de las partículas para comprender cómo nacen las nubes”.
En el océano, lejos de los continentes y de la actividad humana, la vida marina es la fuente principal de partículas para las nubes. En las dos últimas décadas se han hallado huellas químicas del plancton en las nubes estratiformes marinas (las que suelen encontrarse a una altitud entre 500 y 1500 metros), pero todavía hay controversia sobre hasta qué punto el plancton  permite que estas nubes se formen y sean opacas a la radiación solar. “Con nuestra campaña queremos saber”, añade Manuel Dall’Osto, “qué sinergia se establece entre la materia de origen biológico y las nubes, qué tipo de plancton favorece más la formación de nubes y en qué regiones del océano esta relación es más importante”.

El proyecto PEGASO estudiará regiones marinas, en el Atlántico y en la Antártida, con diferente actividad biológica, diferente biodiversidad planctónica y con una atmósfera muy limpia. Desde el BIO Hespérides, se analizarán de forma paralela muestras de agua y  aire, a fin de poder establecer la conexión entre ambas.

El equipo internacional liderado por el ICM-CSIC  reúne a físicos, biólogos marinos y químicos atmosféricos con el objeto de determinar simultáneamente la diversidad y actividad del plancton, la emisión de gases por parte de este, el tamaño, forma y composición química de las partículas atmosféricas, y la composición de las gotas de las nubes. Para ello, el buque oceanográfico transportará instrumental de última generación, que ha sido instalado en una zona del interior de la proa, habilitada y reformada expresamente para este proyecto. Lo más destacado son espectrómetros de masas que permiten conocer la composición química de las nanopartículas atmosféricas en tiempo real. Esta es la primera vez que dichos instrumentos embarcan en un buque oceanográfico al Océano Austral y la Antártida.

Simó concluye: “En un proyecto con muy pocos precedentes en el ámbito internacional, miraremos hacia los seres más pequeños de nuestra biosfera, que habitan en la superficie de los océanos, para comprender mejor lo que ocurre en el cielo”.

Más información del proyecto PEGASO (en inglés)

Noticia de la presentación de la XXVIII Campaña Antártica Española

 

ETAPAS DE NAVEGACIÓN Y MUESTREO
20 octubre-12 noviembre 2014: Cartagena - Buenos Aires.
15 noviembre-22 noviembre 2014: Buenos Aires – Punta Arenas (Patagonia Chilena).
25 noviembre-20 diciembre 2014: Punta Arenas- bases antárticas en la región de Bransfield (Península Antártica) – Ushuaia (Tierra del Fuego, Argentina)
2 enero – 12 febrero 2015: Ushuaia - bases antárticas – región subantártica del Frente Polar – Mar de Weddell (Antártida) - Ushuaia

 

 

Literatura y ciencia

X Inspiraciencia

El CSIC en el aula

boton csic en el aula

link actividades para profesores

Ciencia ciudadana

atrapatigre

boton observadores del mar

 

 

 

 

Portales divulgación

link a web la ciencia al teu monLogo ICMDivulga-modificado

Ciencia en la calle

Enlace a Raval 6000 anys.

BCNRocks

Revista de I+D

El CSIC con la empresa

boto-cartera-tecnologias

 

FSEuropeo

 

Está aquí: Home noticias Noticias 2014 La campaña antártica explora la influencia del plancton marino en la formación de nubes

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, para mejorar la experiencia del usuario. Para más información sobre las cookies utilizadas consulta nuestra política de cookies. / This site uses our own and third-party cookies to improve and personalise your experience. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk