Dom07212019

Last update01:30:28 PM

Back Está aquí: Home Biología y biomedicina Ofertas tecnológicas Un parche inteligente permite un diagnóstico fácil de la fibrosis quística

Un parche inteligente permite un diagnóstico fácil de la fibrosis quística

Un equipo liderado por científicos del CSIC en el IMB-CNM ha desarrollado un dispositivo inteligente basado en una batería de papel, que puede utilizarse para un diagnóstico más sencillo de la fibrosis quística. El dispositivo mide 8 por 4 centímetros, parece una tirita e incluye el dispositivo sensor y la fuente de energía. Ahora trabajan en su validación clínica y su transferencia al mercado.

 Este dispositivo inteligente basado en una batería de papel, puede utilizarse para un diagnóstico más sencillo de la fibrosis quística. Imagen: IMB-CNM-CSIC. Al poner el parche sobre la piel de un paciente, entra en contacto con el sudor, lo que desencadena la reacción electroquímica de los electrodos. Dependiendo de la conductividad del sudor, genera más o menos potencia. Si el sudor es más conductor (porque tiene más scontenido en sal), el dispositivo genera más energía; por el contrario, menos sal significa menos conductividad y, por lo tanto, menos potencia.

El dispositivo tiene un transistor, dos diodos, dos resistencias y dos pantallas pequeñas. Si el resultado es negativo para fibrosis quística, sólo se enciende una pantalla. Si el resultado es positivo, se encienden las dos.
 
La fibrosis quística es una enfermedad rara. En Europa, cerca de 2.500 personas se ven afectadas por la misma, según la Federación Española de Fibrosis Quística. Es un trastorno genético que causa infecciones e inflamaciones en los pulmones, el hígado, el páncreas y el sistema reproductivo. Por lo general, se diagnostica mediante un análisis del sudor, ya que una de las características de la enfermedad es un sudor inusualmente salado.

"Este dispositivo no depende de ninguna fuente de energía, es muy fácil de usar y su costo es bajo. Todo ello daría a muchos hospitales y centros de salud la posibilidad de tener una herramienta fácil para diagnosticar la fibrosis quística, evitando herramientas costosas", dice Joan Pau Esquivel, científico del CSIC en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM) del CSIC.

Este dispositivo no depende de ninguna fuente de energía, es muy fácil de usar y su costo es bajo

Neus Sabaté, profesora ICREA en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM) e investigadora principal de este proyecto, explica que  “este trabajo demuestra la capacidad de crear nuevos dispositivos de diagnóstico autoalimentados mediante la combinación del potencial que ofrecen las tecnologías de electrónica impresa, la microfluídica  y las fuentes de energía electroquímica integradas en sustratos de papel. De hecho, ya estamos explorando la viabilidad de este dispositivo para otras aplicaciones como el análisis del sudor en deportistas o el nivel de salinidad del agua de riego”.

Esta investigación se ha desarrollado dentro del proyecto ERC Consolidator Grant Supercell, destinado a obtener pilas de combustible y baterías de papel para una nueva generación de dispositivos de diagnóstico ecológicos y autónomos.

El dispositivo ha sido galardonado como el Mejor prototipo de 2018 por la Asociación de Electrónica Orgánica e Impresa. Se ha patentado y ahora el equipo científico sigue trabajando en su validación clínica y transferencia al mercado. El mismo equipo creó en 2015 la compañía Fuelium SL, una spin-off dedicada al desarrollo de baterías de papel para dispositivos electrónicos de un solo uso que se pueden desechar sin necesidad de reciclaje.

Contacto:

Isabel Gavilanes-Pérez, PhD.
Vicenpresidencia para
Transferencia de Conocimiento (CSIC)
Tel.: +34 – 93 594 77 00
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Un equipo liderado por científicos del CSIC en el IMB-CNM ha desarrollado un dispositivo inteligente basado en una batería de papel, que puede utilizarse para un diagnóstico más sencillo de la fibrosis quística. El dispositivo mide 8 por 4 centímetros, parece una tirita e incluye el dispositivo sensor y la fuente de energía. Ahora trabajan en su validación clínica y su transferencia al mercado.